top of page

Precauciones esenciales al llevar a tu Mascota a la Playa




Las playas, escenarios idílicos de sol, mar y arena, son destinos populares para disfrutar del verano en compañía de nuestras mascotas. Muchas personas llevan a sus mascotas a la playa en épocas de verano si no encuentran una opción de hospedaje o guardería para vacaciones. Sin embargo, este entorno apacible también puede albergar riesgos para la salud de nuestros fieles amigos.


Dos de los parásitos más preocupantes en este contexto son el Ancylostoma y el Toxocara, cuya presencia puede amenazar la salud tanto de los animales como de quienes comparten estos espacios.


Frente al peligro de contagio, nuestro rol es clave: desparasitar correctamente a nuestro perro todos los meses y, cada vez que sale a pasear, recolectar la materia fecal, contribuirá a minimizar la contaminación de los lugares que compartimos con nuestras mascotas. Además, es fundamental estar alerta a la presencia de parásitos específicos como el Ancylostoma y el Toxocara, comunes en entornos playeros donde llevamos a nuestras mascotas.

Para prevenir la proliferación de estos parásitos, evita que tu perro se revuelque en la arena y la ingiera. Usa correas o arneses para mantenerlo bajo control durante los paseos y así reducir el contacto con áreas potencialmente contaminadas. Opta por playas que cuenten con áreas destinadas exclusivamente para mascotas, donde se implementen medidas de limpieza y desinfección regulares.


Además, asegurate de utilizar productos antiparasitarios recomendados por tu Veterinario/a, adaptados a la zona geográfica y las necesidades específicas de tu mascota. Mantené al día las vacunas y chequeos médicos para detectar cualquier signo de infestación a tiempo.


Fomentar la educación sobre la tenencia responsable de mascotas es crucial. Informa a otros dueños sobre la importancia de estas medidas preventivas y la repercusión directa en la salud de sus animales y en la preservación del entorno compartido.


El Ancylostoma, un nematodo intestinal también conocido como anquilostoma, y el Toxocara, un parásito intestinal transmitido principalmente por las heces de perros y gatos, son protagonistas indeseados en las playas frecuentadas por mascotas. Estos parásitos pueden sobrevivir en la arena y el suelo, representando un riesgo potencial de infección para los animales que disfrutan de estos espacios de recreación.


Frente a la responsabilidad de cuidar a nuestras mascotas y preservar la salud colectiva, recordemos que cada pequeña acción suma. Para que tu mascota disfrute del verano y lo transite de la mejor manera, consulta siempre con su Médico/a Veterinario/a de cabecera. ¡Tu compromiso es la mejor herramienta contra los riesgos parasitarios en la playa!


20 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page