top of page

La fotografía de mascotas en el TITANIC

La fotografía desempeña un papel de suma importancia en la preservación de registros históricos, capturando momentos trascendentales que perduran en el tiempo. Sin embargo, su alcance va más allá, pues también ha destacado durante años en la captura de instantes entrañables de nuestras queridas mascotas, fomentando el amor, la simpatía y la ternura por los animales. A través de estas tomas, podemos recordar y honrar tanto a aquellos que se salvaron en el trágico Titanic como a aquellos que naufragaron junto a este icónico navío, manteniendo viva la memoria de su legado en nuestra memoria colectiva.



Cada animal a bordo del Titanic tenía un recuerdo especial y una relación única con su tutor. Aquí, presentamos algunas de las conmovedoras historias de las mascotas que viajaron en el famoso buque.



Gamin de Pycombe, el Bulldog

Francés de Robert Williams Daniel


Robert Williams Daniel, un banquero de Filadelfia, regresaba a casa con su valioso bulldog francés de exhibición llamado Gamin de Pycombe. Este hermoso perro, comprado en Inglaterra por una gran suma de dinero, se había convertido en su fiel compañero durante el viaje. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, Robert no logró salvar a su querido Gamin de Pycombe, quien fue visto corriendo por cubierta poco antes del hundimiento del barco.








El Adorado Pomeranio de

Elizabeth Rothschild


Elizabeth Rothschild viajaba con su marido Martin y su querido pomeranio, un pequeño perro al que adoraba. Sin importarle las normas de la perrera, Elizabeth decidió llevar a su amado pomeranio consigo en el camarote. Cuando la tragedia golpeó, y fue el momento de evacuar, Elizabeth subió al bote n.º 6 con su preciado amigo canino protegido bajo su abrigo de piel. Aunque algunos tripulantes se mostraron reacios, Elizabeth insistió en llevarlo consigo. La señora Rothschild logró sobrevivir al naufragio y continuó amando y cuidando de sus perros durante el resto de su vida.


Lady, la Fiel Pomerania de

Margaret Hays


Margaret Hays, acompañada de su amiga Olive Earnshaw y la madre de esta, Lily Potter, viajaba con su leal pomerania llamada Lady. En un acto desgarrador, las tres mujeres se separaron mientras subían al bote n.º 7. Margaret pudo esconder a la perrita bajo su abrigo, y según relatos consiguió llevarla a tierra firme.


Sun Yat-Sen, el Pekinés de Henry Sleeper Harper

Henry Sleeper Harper y su esposa Myra adquirieron un perrito pekinés durante su viaje por Europa y Asia. El adorable Sun Yat-Sen era su fiel compañero, y ambos compartían un vínculo inquebrantable. Cuando llegó el momento de evacuar el Titanic, Henry y Myra subieron al bote n.º 3 con Sun Yat-Sen en brazos. Henry no se separó de su amado perrito en ningún momento, lo que conmovió a otros supervivientes a bordo del Carpathia.


Quienes no consiguieron :


Kitty, la Airedale Terrier del Coronel John Jacob Astor IV

El coronel John Jacob Astor IV y su joven esposa Madeleine regresaban a América después de su luna de miel por Egipto y París. A bordo, llevaban a Kitty, su fiel airedale terrier, quien los acompañaba en su camarote C-62-64. En medio de la tragedia, John Astor buscó desesperadamente salvarse y se separó de su esposa para buscar un bote salvavidas. Se cree que fue él quien liberó a los perros de la cubierta F, incluida su querida Kitty, antes de perder la vida en el hundimiento del barco.



Los Perros de William Ernest Carter

William Ernest Carter viajaba con su esposa Lucile y sus hijos en el Titanic. Durante su viaje, habían adquirido un flamante coche Renault rojo y dejaron a sus dos perros, un airedale terrier y un cavalier king charles spaniel, en la perrera de la cubierta F. Lucile y los niños lograron subir al bote n.º 4, mientras que William se salvó en el bote plegable C, uno de los últimos en partir del Titanic. Lamentablemente, los perros no corrieron la misma suerte y perdieron la vida en el naufragio.


El Conmovedor Final de Ann Isham y su Dogo Alemán

Ann Isham regresaba a América después de vivir varios años en París. A bordo, viajaba con su hermoso dogo alemán, al que amaba profundamente. Cuando se dio cuenta de que no se le permitiría llevar a su perro en el bote, Ann decidió quedarse en el barco. Trágicamente, Ann fue una de las cuatro mujeres de primera clase que perdieron la vida en el naufragio. Su cuerpo nunca fue encontrado, pero se cuenta que fue visto abrazando a su amado perro en las aguas heladas.


Un adiós en altar mar


Si bien la tragedia del Titanic se cobró numerosas vidas humanas, también nos recuerda los profundos y poderosos lazos compartidos entre los seres humanos y los animales, que pueden inspirar actos de valentía y sacrificio.


A través de estas conmovedoras narrativas, rendimos homenaje a los valientes pasajeros y sus fieles mascotas que compartieron el mismo destino en ese fatal naufragio. Sus historias perduran, sirviendo como recordatorio de la importancia de apreciar y proteger a nuestros queridos compañeros de cuatro patas.


Aunque se desconoce el número exacto de animales a bordo del RMS Titanic, la leyenda de los perros a bordo se entrelaza con la realidad, dejándonos historias de amor y fidelidad que trascienden el tiempo. Estos valientes caninos eran más que simples mascotas; eran amigos leales y confidentes, brindando consuelo y alegría a sus dueños en un viaje que culminó en tragedia.


Hoy, más de un siglo desde ese fatídico hundimiento, recordamos con cariño a estos fieles compañeros y a los pasajeros que los apreciaron. Sus relatos nos enseñan que los lazos entre los seres humanos y los animales trascienden las barreras del tiempo y el espacio, y que el amor incondicional de una mascota puede marcar una profunda diferencia en nuestras vidas.


En honor a las mascotas que viajaron en el Titanic, conmemoramos con estos relatos memorables y enfatizamos la importancia de proteger y cuidar a todos los compañeros de 4 patas que comparten nuestras vidas. Que estas narrativas de lealtad nos inspiren a ser más compasivos y a valorar la inquebrantable presencia y el amor incondicional que nuestros animales nos brindan cada día.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page