top of page

Enero Blanco: Salud Mental y el Poder Transformador de las mascotas




Enero Blanco, "o Janeiro Branco" en portugués, es una campaña internacional que brotó en Brasil en 2014 con la misión de destacar la trascendencia de la salud mental como un componente crucial para el bienestar humano. Esta iniciativa no solo busca fomentar relaciones sociales más saludables, sino también inspirar cambios positivos en instituciones sociales a nivel mundial.

La elección de enero como el mes para llevar a cabo esta campaña no es casualidad. Enero es un momento universalmente reconocido para la autorreflexión, la formulación de nuevas metas y la adopción de resoluciones destinadas a dar forma al año. La mente maestra detrás de esta campaña es Leonardo Abrahão, un psicólogo de Minas Gerais, Brasil, quien concebió la idea a finales de 2013. Abrahão compartió su visión con colegas psicólogos en Uberlândia (MG), instándolos a unirse activamente para aumentar la conciencia sobre la salud mental en personas de diversos orígenes.


En un mundo donde el estrés y la ansiedad son omnipresentes, es esencial explorar formas de mejorar la salud mental. Investigaciones científicas respaldan la idea de que las mascotas pueden desempeñar un papel crucial en este aspecto. La compañía de mascotas ofrece afecto incondicional, reduciendo el estrés, la ansiedad y la depresión. La interacción con ellas estimula la producción de endorfinas y disminuye los niveles de cortisol, la hormona del estrés.


Además, el cuidado de una mascota establece rutinas diarias, promoviendo la actividad física y contribuyendo así al bienestar general. En resumen, las mascotas no solo son compañeras leales, sino también una fuente invaluable de apoyo emocional que puede mejorar nuestra salud mental de maneras diversas.


Te dejo con 10 consejos para disminuir la ansiedad, acompañados de tu perro:


  1. Paseos diarios: Salir a caminar con tu perro te ayuda a liberar tensiones y a mantener una rutina saludable de ejercicio físico.

  2. Juegos interactivos: Realiza juegos de búsqueda o de estimulación mental con tu perro, esto te mantiene enfocado y distraído de tus preocupaciones.

  3. Abrazos y caricias: El contacto físico con tu perro libera oxitocina, una hormona que reduce el estrés y promueve la relajación.

  4. Práctica de mindfulness: Dedica unos minutos al día para meditar o practicar ejercicios de respiración profunda, y aprovecha la compañía de tu perro para hacerlo en un ambiente tranquilo.

  5. Escucha música relajante: Disfruta de música suave y relajante mientras acaricias a tu perro, esto ayudará a calmar tu mente y reducir la ansiedad.

  6. Tiempo de juego: Dedica momentos a jugar con tu perro, esto te ayuda a distraerte y a liberar endorfinas, las cuales mejoran tu estado de ánimo.

  7. Escapadas a la naturaleza: Aprovecha los momentos libres para realizar excursiones al aire libre con tu perro, la conexión con la naturaleza es beneficiosa para reducir la ansiedad.

  8. Terapia asistida con animales: Si experimentas ansiedad crónica, considera la posibilidad de recibir terapia asistida con animales, donde tu perro puede participar en sesiones terapéuticas para brindarte apoyo emocional.

  9. Escritura terapéutica: Escribí tus pensamientos y emociones en un diario, mientras tu perro está a tu lado. Esto te ayuda a expresar tus sentimientos y a encontrar claridad mental.

  10. Tiempo de descanso: Aprovecha los momentos de descanso y relajación para acurrucarte con tu perro, esto te brindará una sensación de calma y bienestar.





Recordá que tu perro es una fuente de apoyo emocional invaluable, y su compañía puede ser de gran ayuda para manejar la ansiedad. Siempre consulta con un profesional de la salud mental para obtener un tratamiento adecuado si la ansiedad persiste o se agrava. Te dejo un link de descarga de mi revista donde hablo un poco más sobre este tema: https://www.monikaecheverria.com/suscripci%C3%B3n en la edición "Animales y salud mental" Suscribite para descargarlo gratuitamente.



32 visualizaciones0 comentarios
bottom of page